martes, 31 de enero de 2017

Efímero

Fuimos efímeros
como el pacto
con el folio en blanco.
Terribles nimiedades
que ahora mismo
nos condenan.
Violando las superfluas cargas
que me provocan
no reconocerme.
Violando el desafecto
que me provoca
no reconocerte.
Me dijo:
Sal ahí fuera y cómete el mundo.
Mamá,
¿Por qué lloramos?

Fuera de mis pautas,
y entre los meandros
de las tuyas,
no sé
si yo soy yo
o nosotros,
o si nosotros fuiste tú,
o yo.

Me engulle la tristeza.
El sinsabor vano
de rememorar la forma
en que perdíamos
las formas
y redimíamos
las cautividades más cárdenas
a precio de risa.
Entre plañidos
que azotan el estómago
como vergajazos.
Entre delirios
que trastocan la confianza
como espadillas.

Descuidamos la fe,
hasta perderla.

Descuidaste mi fe,
hasta perderme.

Descuidé tu querer,
hasta romperme.




No hay comentarios:

Publicar un comentario