sábado, 6 de enero de 2018

Llevo en la cara tu nombre

Nace una ligera discordancia
entre el clamor de mi sesera
y las chispas de agua 
que topan con el cristal.
Hoy llueve.
Me cuestiono.
Y me resulto atractivamente incongruente.
Afable,
busco la manera de calmar este rencor.
Atravieso el umbral de la puerta,
casi exánime.
Como si ésta fuese la última vía de escape.
Como recobrando trocitos de vida
a cada pulgada que me alejo
de la ciclogénesis que supone quedarme en la cama.
El agua hende mis ojos.

Confío en que nadie note
que llevo en la cara tu nombre.



miércoles, 18 de octubre de 2017

Cajón

Donde se hacinan los recuerdos
y se da forma al abandono.
Se ordena el caos
y se entreteje la nostalgia.
Una inútil amalgama
de viejos y mitigados deseos
que otrora fueron
un motivo para existir
y hoy
un motivo para olvidar.

jueves, 23 de febrero de 2017

Ahora

El poder de la memoria
entraña
incalculables suplicios.
El poder de la soledad
es llanamente
un espejismo.
Frágil.
Inestable.
Como el verso que embriaga
unos segundos antes de ser escrito,
pero después,
pierde su valor.
Tras libar su esencia
repetidas veces.
Somos precisamente
la parte de nosotros mismos
que nos negamos a transigir.
Y desechamos
de nuestro haber
esa representación que,
con tal convencimiento,
tratamos de inducir.
Aprenderé,
con el tiempo,
a vanagloriarme de mis defectos.
Ya que son
lo que determina
mi esencia.
Una virtud,
es un defecto
mal llevado.
Ahora me doy cuenta
de que no es tu culpa
que yo te quiera.



martes, 14 de febrero de 2017

Llueve

Aquí dentro
está todo bien.
Solamente que
está lloviendo.
Y no debería
estar lloviendo.

martes, 31 de enero de 2017

Efímero

Fuimos efímeros
como el pacto
con el folio en blanco.
Terribles nimiedades
que ahora mismo
nos condenan.
Violando las superfluas cargas
que me provocan
no reconocerme.
Violando el desafecto
que me provoca
no reconocerte.
Me dijo:
Sal ahí fuera y cómete el mundo.
Mamá,
¿Por qué lloramos?

Fuera de mis pautas,
y entre los meandros
de las tuyas,
no sé
si yo soy yo
o nosotros,
o si nosotros fuiste tú,
o yo.

Me engulle la tristeza.
El sinsabor vano
de rememorar la forma
en que perdíamos
las formas
y redimíamos
las cautividades más cárdenas
a precio de risa.
Entre plañidos
que azotan el estómago
como vergajazos.
Entre delirios
que trastocan la confianza
como espadillas.

Descuidamos la fe,
hasta perderla.

Descuidaste mi fe,
hasta perderme.

Descuidé tu querer,
hasta romperme.




viernes, 20 de enero de 2017

La matriz

He vuelto a pensarte.
Un vis a vis
entre mis neuras
y el hilo de tus ojeras.
He vuelto a buscarte.
Entre la matriz
de la certeza
y mis malas maneras.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Escalera

Necesito
medio café más
para que me quieras.
Necesito
poder correr
por las aceras.
Necesito
otro escalón
de tu escalera.